Botonhuella Voluntarios para Terapias

El grupo de terapias surgió hace años ante la necesidad de rehabilitar a determinados animales que por falta de educación de ciertas personas, por maltrato o por haber vivido en un ambiente anómalo con falta de la estimulación adecuada, muestran comportamientos inapropiados, son poco sociables, miedosos o difíciles de manejar, lo que disminuye sus posibilidades de adopción. El grupo de terapias está formado por varios voluntarios. Cada uno de ellos tiene asignados varios perros con los que trabaja y va informando de los avances de éstos.

terapias terapias01 terapias02

Tareas y objetivos

  • Clasificar a los perros según su carácter para buscar adoptante idóneo, dependiendo de su experiencia, disponibilidad y estilo de vida.
  • Que el adoptante disponga de información sobre el carácter del perro para que tener más datos a la hora de decidirse por un animal u otro.
  • Selección de los perros con problemas más graves, principalmente miedo o educación.
  • Miedo: algunos de ellos pueden haber pasado por experiencias de maltrato o haberse criado en un ambiente con poco trato con los humanos, o simplemente, no saber andar con correa. Mediante la terapia, intentamos que se acostumbren a la gente, los ruidos, la correa…
  • Educación: a algunos perros no les han enseñado normas básicas que facilitan su convivencia con las personas, como por ejemplo, a no ser demasiado efusivos y saltar sobre la gente o a no tirar cuando pasean con la correa. Educamos a estos perros para eliminar esos problemas y les enseñamos una serie de órdenes básicas como sentarse (y esperar sentados).

Los voluntarios que forman el grupo de terapias están en comunicación permanente con el equipo de adopciones para intercambiar información sobre los avances de los animales.

Perfil del voluntario

El voluntario que quiere pertenecer al grupo de terapias debe tener tiempo libre entre semana, paciencia con los perros.

terapias04